2013 Ford Flex, Ford Taurus y Ford Mustang | De todo un poco para toda la familia

Hace poco fui invitada como parte de un grupo de influenciadores de medios sociales, periodistas y blogueros a Portland, Oregon para una prueba de manejo de los modelos del 2013 Ford Flex, Taurus y Mustang.

[vsw id=”5RX1goC_Iks” source=”youtube” width=”425″ height=”344″ autoplay=”no”]

Al principio no entendía el por que de hacer una prueba de manejo en Portland y no fue hasta el primer día que salimos a manejar que entendí. El paseo de aproximadamente dos horas nos llevó por prácticamente tres estaciones del año… desde primavera, otoño y definitivamente invierno. Igualmente, manejamos por carreteras planas, con varias curvas; en fin, una excelente localización para poner estos modelos a prueba. Primero probamos el 2013 Ford Taurus SEL con tracción todoterreno. ¡Wow, me gusto muchísimo! El Taurus es muy cómodo y aún guiando en la nieve me gusto mucho el sentirme segura al volante. Para mí, este es el carro ideal para esa persona de negocios que busca calidad y estilo en un automóvil. Ahora siendo sincera, me hubiese encantado probar el nuevo Ford Taurus SHO por que tiene un motor más potente y su comportamiento es mucho mejor. Pssst, no sólo los hombres disfrutan de un auto así 😉

El Taurus cuenta con un botón para prender el auto que aunque confieso me tomo un poco más de un minuto en entender como prender el auto me sentí en un auto de alta tecnología. Ademas como tenía el sistema de “Four wheel drive” no tuvimos ningún problema en manejar por la nieve. El estabilización de este auto fue fenomenal ya que manejando por las curvas de Oregon me sentí que el Taurus seguía lo que yo hacía al volante. Cuando los autos no tienen buena estabilización es cuando se puede sentir que el auto se “barre” como en las películas.

De regreso del almuerzo intercambiamos autos y guíe el 2013 Ford Flex. Te cuento que pienso que esta es la alternativa a la minivan de mamá. Con un estilo más juvenil – me recuerda mucho a los “surfers”, que por cierto California es donde este modelo  más se vende – y con cinturones de seguridad que se inflan en la segunda fila de asientos me parece que es perfecto para toda la familia. El Ford Flex acomoda hasta 7 personas en sus tres filas de asientos. Una de las características que más me gusto es que el asiento del conductor o conductora se mueve al poner o quitar la llave de la ignición para que una tenga más espacio para entrar o salir del auto.

Por último, nos toco manejar el 2013 Ford Mustang GT – mi placer inconfesable o como diría mi marido nuestro “guilty pleasure” y aquí si te cuento que yo busqué el convertible con transmisión automática para comparar como corre él mismo ya que yo tengo uno del 2003. Tuve la suerte de manejar uno color “grabber blue” que es mi color favorito de esta nueva generación de Mustangs… que gran diferencia de 275 caballos de fuerza a 425. ¡Quedé enamorada de él nuevamente! Lo único que me entristeció un poco fue que tuvimos que manejar el auto bajo la lluvia… en casa somos “control freaks” y si yo veo el cielo nublado mi “Lucy” como le llamo con cariño a mi Mustang no sale a la calle.

Aunque el Mustang me gustó mucho – nosotros estamos esperando a ver que Ford nos tiene para la 50va edición del 2014 – el Taurus fue mi favorito por que me sentí como toda una ejecutiva manejando éste. Ahora, para poder “carretear” a mis sobrinos el Flex es una opción más realista.