4 llamadas teléfonicas que te permitirá maximizar tus ahorros cada mes

llamadas-telefonicas-para-ahorrar-dinero-cada-mes

Si quieres maximizar tus ahorros, debes poner en tu calendario el hacer al menos cuatro llamadas de vez en cuando: llamar a tu compañía de tarjeta de crédito, el prestamista hipotecario, el agente de seguros y tu proveedor de servicios de cable. Pide de todo en esta llamada, desde una tasa de interés más baja hasta un costo de suscripción por cable que cueste menos.

Desafortunadamente, muchos consumidores simplemente aceptan sus tasas, tarifas y planes actuales cuando una simple llamada telefónica puede ahorrar cientos de dólares al año. Aquí hay cuatro proveedores de servicio que debes llamar hoy.

1. La compañía de cable

Las compañías de cable están bajo la creciente presión de la competencia de servicios. Un número creciente de consumidores están recurriendo a los servicios de streaming como Netflix o Hulu para ahorrar y ver programas y películas en su propio tiempo. Pero, al mismo tiempo, mensualmente las facturas de cable siguen aumentando de precio. El Grupo de Investigación Leichtman informó el año pasado que el promedio mensual de una factura del servicio de cable estadounidense ha aumentó un 39% desde 2010 y ahora asciende a $99.10.

No tienes que pagar tanto. Coje ese teléfono y llama a tu compañía de cable hoy y pide una rebaja en tu factura mensual. Si en tu área hay compañías que ofrecen servicios similares, verifica que precio te ofrecen antes de hacer la llamada y comparte con ellos el precio que te ofrecieron por hacer el cambio. Esto en muchas ocasiones es benefisioso para conseguir una rebaja o que igualen el precio en la factura.

Si estás considerando la posibilidad de cambiarte de usar cable a un servicio de streaming, preparate para decirles que pueden cancelar el servicio. En ocaciones, para estas compañías es más fácil ofrecer un descuento para retenerte como cliente que el gastar en más anuncios para conseguir a un cliente nuevo.

Hace poco necesitaba que la factura de clable fuese menor de lo que estaba pagando y aunque me costó hacer tres llamadas en diferentes días, al final conseguí que me rebajaran la factura de $125 a $70.

2. El prestamista hipotecario

La mayoría de los expertos esperan que las tasas de interés hipotecario van a aumentar a lo largo de este 2016. Pero a comienzos de diciembre de 2015, estas tasas aún se encontraban en históricos niveles mínimos. Según un estudio realizado por el prestamista hipotecario, Freddie Mac, la tasa de interés promedio en 30 años de una hipoteca de tasa fija se situó en el 4.01% a partir del 31 de diciembre. La tasa de interés promedio en un periodo de 15 años préstamo de tasa fija fue de 3.24%.

Si no has refinanciado tu hipoteca, este podría ser el momento para hacerlo. Llame a un prestamista hipotecario hoy – no tiene que ser la compañía que actualmente sirve tu préstamo – y pregunta si calificas para una refinanciación.

El ahorro que podrías obtener puede ser importante. Por ejemplo, si estás pagando 30 años de hipoteca de tasa fija de $200,000 dólares a una tasa de interés del 5%, estás pagando $1,073 al mes en principal e intereses, sin incluir los impuestos y seguros de propiedad. Digamos, siguiende este ejemplo, que hayas pagado $20,000 en ese préstamo. Si refinancias los restantes $180.000 en una hipoteca de tasa fija a 30 años con un interés del 3.95%, pagariás alrededor de $854 al mes – de nuevo, sin incluir los impuestos y seguro.

Eso es un ahorro de alrededor de $ 219 al mes o $ 2,628 al año. Sólo recuerda que la refinanciación no es gratis. Se puede pagar miles de dólares en costos de cierre, así que asegúrate de que los ahorros mensuales te permiten amortizar los costes rápidamente.

3. La compañía de tarjeta de crédito

Bankrate reportó que la tasa de interés promedio de las tarjetas de crédito cash back fue 15.30% a finales de diciembre. Si debes demasiado, el saldo de tu tarjeta de crédito podría crecer significativamente cada mes hasta que pagues por esa deuda.

Una menor tasa de interés podría ser de mucha ayuda para el presupuesto mensual. Afortunadamente, muchos proveedores de tarjetas de crédito están dispuestos a bajar la tasa de interés. Obvio, para mejores resultados ayuda mucho si has sido un buen cliente. Si sueles pagar la factura de la tarjeta de crédito tarde, las probabilidades son mucho menor, casi imposible, de que tu proveedor no conceda nuestro dedido de una tasa de interés más baja. Pero, si tienes un historial de paga de tu factura a tiempo y usted has sido un cliente durante más de un año, los chances de que tu compañía de tarjeta de crédito esté dispuesta a bajar tu tasa de interés para mantenerte como cliente.

Al igual que con el proveedor de cable, podrías tener más éxito si has recibido una oferta mejor de otra tarjeta. Si le dices a a tu proveedor que estás pensando en cambiar el saldo de tu tarjeta a otra tarjeta, es más probable que te ofrezcan una oferta para una tasa de interés más baja.

4. Las compañías de seguros

De seguro probablemente pagas mucho dinero cada mes por las pólizas de seguro para viviendas, vida, salud y auto.

Insure.com informó que el costo promedio anual de un servicio completo de pólizas de automóviles en 2015 subió a los $1,311. ValuePenguin afirma que el costo anual de una póliza de seguro de vida a término de 20 años por valor de $250,000 fue de aproximadamente $300 para un joven de 25 años que no fuma, y cerca de $1,175 para alguien de 40 años de edad que no fuma.

Puedes reducir tus facturas de seguros dependiendo de los cambios en tu vida. Digamos que has perdido 50 libras o dejado de fumar. El proveedor de seguros de vida podría estar dispuesto a reducir su factura mensual. Quizás no has tenido un ticket o multa por exceso de velocidad o un accidente de tráfico en cinco años. Llama a tu proveedor de seguros de auto, podrías calificar para un descuento de buen conductor. Si has instalado un nuevo sistema de seguridad en el hogar, no dejes de llamar a la compañía que te proporciona el seguro de vivienda. Esta llamada te podría el conseguir un descuento mensual.

La realidad es que nunca sabrás si hay ahorros disponibles si no coges el teléfono y haces la llamada.

¿Has llamado a estos – o cualquier otro – proveedores de servicio y pediste un descuento? ¿Cuánto pudiste ahorrar?