App de iPhone: Cube Dog

Gracias a Cube Dog por auspiciar esta reseña o review. Para más información sobre CubeDog puedes visita la página de Facebook o bajarla app en iTunes.

¿Recuerdas cuando las mascotas virtuales estaban a la moda? Si no me equivoco eso fue como para los ’90. Recuerdo que me había comprado un par de ese juguetito electrónico pero siempre se me olvidaba. Ahora, en esta era de los “smartphones” o teléfonos inteligentes no hay necesidad de tener otros “gadgets“.

[vsw id=”irge8opmnFI” source=”youtube” width=”425″ height=”344″ autoplay=”no”]

Cube Dog es una nueva app gratis para iPhone 3GS, iPhone 4, iTouch de tercera o cuarta generación (que tenga al menos el iOS 4.0) que te permite crear tu propio perro virtual. De plano te cuento que me encanto tener a mi propia Lucy – ese es nombre que le pondré al labrador espero tener una vez mi esposo se retire. Ahora, como quízas te has dado cuenta me gusta el color rosa así que mi Lucy es:

Ahora, la mejor parte es que tu puedes personalizar como tu quieres que se vea tu mascota, desde su cara hasta su color. Una vez me hice una experta con Lucy – sí me tomo mucho tiempo 😉 – llame a mi hermana para que instalara Cube Dog en su teléfono ya que mis sobrinos son locos con los perros. Lucy juega “fetch” y hasta batea “homeruns”. Si Lucy no esta tan entretenida como yo mientras yo la acaricio o mejor dicho molestandola saca un rotulito que dice “Leave me alone”.

Para mí esta es una app tan buena para niños como para adultos. Me encanta tomar unos minutos después de la cena para jugar con Lucy. Cube Dog también te dará la oportunidad de comprar paquetes para personalizar aún más a tu perrito o perrita. Ah, y si notaste en mi foto, puedes ver que Cube Dog aprovecha la cámara del iPhone y iTouch para que dejes correr tu imaginación cuando tomes fotos con tu mascota virtual.

Aunque Cube Dog me ha provisto con esta app para hacer la reseña,esta es mi opinión y representa mi punto de vista.  Cube Dog, Clever Girls Collective y yo promovemos el Bloguear con Integridad.

5 Comments