Escogiendo el regalo perfecto #ad

Eligiendo-regalo-perferfeco-protegido-por-protect-your-bubble

Por ahí se acerca el día de San Valentín y nuestros amigos de Protect Your Bubble patrocinan este post en Cuponeando para compartir mi historia de amor.

Pregunta, ¿Tú intercambias regalos en ese día?

Yo considero que nosotros, mi esposo y yo, no somos personas románticas. Somos bien prácticos y si te soy súper sincera, él es más detallista cuando se trata de escoger la postal perfecta para nuestras fechas importantes. Creo que lo saco de mi suegra. ¿Quién es el detallista en tu familia?

Por supuesto que los tiempos han cambiado. En nuestro primer San Valentín juntos yo trabajaba en una oficina de facturación médica y el andaba de viaje de negocios.

Yo le había comprado una Palm Pilot (una PDA que sería como la abuelita de las iPads y tablets) para que pudiese ser más productivo en su trabajo. Él en cambio tenía otra idea en mente. En aquel entonces, el me mando 6 arreglos florales, uno por hora para que no me olvidará de nuestro amor. No sabes como me hubiese gustado tener fotos pero esto paso antes de que existieran los iPhones. Ay caramba, ahora me siento viejita, LOL. Mejor digo que esto pasó cuando yo tenía 15 ;)¡Como ha cambiado la tecnología en 10 años!

Claro luego de 10 años aunque añoro el recibir flores estoy 99.99% segura que no veré flores (a menos que él vea este post.) Verdad, ¿qué a todas nos gusta recibir flores?

Este año soy yo la que quiere sorprenderle a él. Claro que no pienso enviarle flores aunque eso sería una idea genial. Primero pensé en un teléfono smartphone por que el de él ha visto mejores días. Tuve que dar un frenazo con esta idea por que el plan del teléfono esta a su nombre y eso arruinaría la sorpresa.

Lo que si le voy a regalar es una tablet por la misma razón de hace 10 años: para que aumente su productividad. El aún tiene la iPad original así que le vendría muy bien una nueva. Por consiguiente, mi primer paso es el comprar la tablet y segundo es visitar a Protect Your Bubble para de paso tener paz mental y estar tranquila de que si le pasa algo a la tablet (tocando madera para que no pase nada, por supuesto) pues PYB esta ahí para ayudarnos.

Y así celebraremos un día de San Valentín tranquilos en casa, sin bullicios y yo saboreando cada momento en que él disfrute de su nueva tablet.

Y colorín colorado, este cuento se ha acabado. Shhh! No le vayas a contar a mi marido, no quiero arruinar la sorpresa 😉

¿Planeas sorprender a tu esposo o esposa? ¿Haces regalos tecnológicos? ¿Qué piensas sobre los seguros para éstos?

Tracking Pixel

3 Comments

  1. MICHELLE FIGUEROA